Mi primera matrioska. Arriba, la que me compró mi madre /M. H.
Como te lo cuento

Por qué me gustan las matrioskas

Yo confieso. Tengo absoluta devoción por las matrioskas. Las muñecas rusas de madera que albergan en su interior a otra más pequeña y así hasta el tamaño pegote. Me dan ternura, me hacen sonreír, me ponen nostálgica. En definitiva, me hacen muy feliz. Por eso, procuro tener siempre una cerca. A estas alturas a nadie se le escapa que vivo rodeada de estos personajes, pero pocos han sido los que se han atrevido a pronunciar las palabras mágicas: ¿Por qué te gustan?

More5 enero, 2015
diccionario
Gastrocazos

Diccionario para nuevos sibaritas

El día en que los mortales de a pie empecemos a ir a los restaurantes con un sofisticado diccionario está cercano. Puestos a pedir al editor del negocio, yo prefiero que no sea tan gordo como el de la RAE, para poder llevarlo en el bolso, y que tenga muchas fotos. Así puedo elegir más rápido qué quiero comer sin tener que darle pompa al asunto. Si yo lo escribirera, lo titularía diccionario cocinero (y satélites)- pueblo.

More29 diciembre, 2014
De aquí salió mi curry/ @martahortelano
Gastrocazos

Curry Madrás de ternera

Distinguiría la casa de alguien que cocina curry sólo abriendo uno de sus armarios de la cocina. En la mía hay uno con más de 30 botes herméticos de especias distintas y distintos ingredientes que necesito para preparar uno de los currys que solemos comer en casa una vez a la semana. Aunque reconozco que mi idea inicial no era la de colgar recetas en esta web, no sois pocos los que me andáis siempre preguntando por cómo hago esto y aquello. Así que he decidido compartir con vosotros las mezclas que a mí me funcionan. Todas las recetas son personales, adaptadas,inventadas o, directamente copiadas de los tantos libros de recetas que tengo en casa. Por una vez me voy a saltar el punto 13 del manifiesto fundacional de La Exprimidora y os daré las recetas tal y como yo las hago, sin sabotajes. La medida es para dos personas, pero en este caso podéis hacer más raciones multiplicando directamente los ingredientes por cada dos comensales más.

More22 diciembre, 2014
Consumir preferentemente... /M.H.
Gastrocazos

¿Caducan las especias?

Si algo positivo ha traído a nuestras vidas la moda de convertir un gin tonic en una macedonia es que hemos abierto la puerta de nuestras casas (y de nuestras cocinas) a algunas especias hasta la fecha desconocidas para el resto de los mortales.Quien más y quien menos tiene ya en casa unas vainas de cardamomo o pimienta rosa para hacer premium su combinado de sábado noche. También la llegada de inmigrantes y la apertura de sus tiendas de alimentación ha enriquecido mucho nuestras despensas. Todo un logro en una sociedad en la que el ajo, el perejil y el pimentón son la santísima trinidad de nuestros platos.

More17 diciembre, 2014